pensamientos

La mente humana es maravillosa y gracias a ella somos capaces de soñar e ingeniar cosas increíbles. Nuestras mentes son las encargadas de tomar decisiones, resolver problemas, idear planes, entre otras cosas de provecho, sin embargo hay momentos donde esta mente no es tan amigable, y es cuando genera en nosotros errores en nuestra forma de pensar, que nos hace interpretar las situaciones que vivimos de una forma ilógica e inflexible. Este tipo de errores en nuestra forma de pensar dificulta la forma como nos interrelacionamos con otros y analizamos la vida en sí misma.
Es importante saber que todos y cada uno de nosotros posee estos pensamientos, algunos en más o menos medida, y lo importante es aprender a identificarlos y tratar de erradicarlos de nuestras vidas. Estos pensamientos son:

      1. Pensar de forma polarizada:

Las cosas se ven como blancas o negras, buenas o malas. La persona ha de ser perfecta o por el contrario es una fracasada. No existe término medio.
Ej. Si no he logrado aprobar mi examen de manejo en el primer intento, me catalogo como inútil y que no puedo hacer nada bien.

      1. Generalizar las cosas:

Se extrae una conclusión general de un simple incidente o de una parte de la evidencia. Si ocurre algo malo en una ocasión la persona esperará que ocurra una y otra vez.
Ej. Pienso que en todas las relaciones que tenga me serán infiel, porque hace unos años mi pareja lo fue.

      1. Pensar que leemos mentes:

Sin mediar palabra, la persona considera saber qué piensan y sienten los demás y por qué se comportan de la forma en que lo hacen. En concreto, es capaz de “adivinar” qué piensan, desean y sienten los demás respecto a ella, sin tener evidencias reales de ello.
Ej. “Ni he tenido que hablarle, para saber que a esa chica no le caigo, desde que nos presentaron que me envida”.

      1. Pensar que todo gira alrededor nuestro:

Se piensa que todo lo que la gente hace o dice es alguna forma de reacción hacia uno. Además la persona constantemente se compara con los demás, intentando determinar quién es más inteligente, tiene mejor aspecto, etc.
Ej. “Seguro él dijo ese comentario para incomodarme, siempre me manda indirectas porque no le caigo bien”.

      1. Pensar con exigencias:

La persona posee una lista de normas rígidas sobre cómo deberían actuar tanto ella como los demás. Las personas que trasgreden estas normas le enojan y también se siente culpable si las viola ella misma.
Ej. Yo debo ser la mejor de mi clase. Yo jamás debo mostrarme vulnerable.
Ej. Tú debes ser un amigo fiel y estar siempre para mí, sino no me quieres.

      1. Pensar que tenemos el control o que nos controlan:

Pensar que nos controlan: La persona se siente externamente controlada, se ve a sí misma desamparada, como una víctima del destino, donde la vida y los demás son culpables de lo malo que le sucede.
Ej. “No puedo mejorar mi vida, todo lo que está a mi alrededor me limita y soy víctima de ello”.Pensar que tiene el control total: La persona es responsable del sufrimiento o de la felicidad de aquellos que le rodean. Es así que ella es culpable de todo y la única capaz de solucionar obstáculos.
Ej. “Yo debo ayudar a todos en mi familia, si ellos no son felices es porque no los ayudo lo suficiente, ellos dependen de mi”.

      1. Pensar que siempre se tiene razón:

Continuamente la persona está a la espera para probar que sus opiniones y acciones son correctas. Es imposible equivocarse y se hará cualquier cosa para demostrar que se tiene razón.
Ej. “Yo siempre tengo la razón, no voy a gastar mi tiempo escuchándolo, yo se que las cosas son como las pienso”.

Isabel Solís
Psicoterapeuta

Coméntame cuál es tu consulta o problema al correo isabel.solis@psicoterapiapsicologia.com y te responderé a la brevedad.

2015 © Copyright